Manuel Sánchez Salvador

Inventor de LIMFOIN

Siempre me he dedicado a la construcción (ferrallista), lo que no ha impedido que mi mente siempre haya estado bastante despierta. La idea de inventar cosas siempre ha estado ahí.
Un día, limpiando el inodoro de mi casa agachado con guantes y estropajo, pensé si no habría alguna manera de hacerlo sin tanto esfuerzo.
Entonces me puse a darle vueltas al asunto. Después de muchas noches despierto hasta la madrugada, fui dándole forma poco a poco a mi invento.
Tenía que ser una cosa sencilla, pero con motor. También tenía que tener un cabezal para evitar meter la mano en el inodoro.
Además tenia que limpiar la suciedad acumulada de una semana, que es la frecuencia normal en que la gente que trabaja limpia la casa.
Después de pensar mucho, ha nacido LIMFOIN.

Es un aparato que consta de un motor y una batería recargable, que llega hasta el codo del inodoro. Tiene un cabezal intercambiable que limpia sin rayar cualquier superficie de todo tipo de materiales.